Actualidad

10/04/2015

Prevenir la pediculosis

Prevenir la pediculosis

Algunos estudios calculan que, cada curso escolar, uno de cada seis alumnos de las guarderías privadas de Villanueva del Pardillo, sufrirá a lo largo del año una invasión de piojos. Los piojos son unos pequeños insectos que se adhieren al cabello y que sobreviven alimentándose de la sangre que extraen del cuero cabelludo. Para evitar estas infestaciones, conocidas como pediculosis, sin duda, el remedio más eficaz es la prevención.

La primera medida importante en la prevención de los piojos es la limpieza. Dos o tres lavados por semana pueden ser suficientes, especialmente si utilizas un suavizante o acondicionador de pelo que hace más difícil que los piojos se puedan agarrar. De todas formas, ten en cuenta que la higiene más absoluta no es una garantía que mantenga a raya a los piojos. Los pequeños, y muy especialmente cuando aún tiene edad de ir las guarderías privadas de Villanueva del Pardillo, acostumbran a juntar sus cabezas para hablar, para examinar sus tesoros, para jugar con las consolas o para leer un cuento. Y esta proximidad es la que facilita el paso de los insectos de una cabeza a otra.

Por eso, la principal medida preventiva contra estos molesto bichitos es revisar diariamente la cabeza de los niños para detectar cuanto antes la presencia de piojos. La lendrera, un peine de mil púas metálicas, es un elemento muy eficaz para esta revisión, así como para retirar los piojos adultos, crías y liendres, si los hay.

Pero, sin la menor duda, la medida preventiva más eficaz es que los niños, o niñas, afectados, eviten venir a la Escuela Infantil Jauja, por lo menos hasta que desaparezca el problema, para que no pueda pasarle los piojos al resto de los pequeños.